12 Abr 2020

Devocionales en Familia: Salmo 136

Por Pastor Luis Garcia

Dios, Misericordioso

Por Eddie López

  • Leamos la Biblia: Salmo 100

1Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. 2Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. 3Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. 4Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. 5Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones.

  • Cantemos con gozo: “Hay momentos” y “Gracias, Cristo”

/Hay momentos que las palabras no alcanzan para decirte lo que siento, bendito Salvador/

Coro: /Yo te agradezco por todo lo que has hecho, por todo lo que haces, por todo lo que harás, Señor/

///Gracias, Cristo///

Levantemos nuestras manos en señal de gratitud. Gracias, Cristo; gracias, Cristo.

///Aleluya///

Levantemos nuestras manos en señal de gratitud. Gracias, Cristo; gracias, Cristo.

Reflexionemos en la Biblia: Salmo 136

1 Alabad a Jehová, porque él es bueno,Porque para siempre es su misericordia. 2 Alabad al Dios de los dioses, Porque para siempre es su misericordia. 3Alabad al Señor de los señores, Porque para siempre es su misericordia. 4Al único que hace grandes maravillas, Porque para siempre es su misericordia. 5Al que hizo los cielos con entendimiento, Porque para siempre es su misericordia. 6Al que extendió la tierra sobre las aguas, Porque para siempre es su misericordia. 7Al que hizo las grandes lumbreras, Porque para siempre es su misericordia. 8El sol para que señorease en el día, Porque para siempre es su misericordia. 9La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche, Porque para siempre es su misericordia. 10Al que hirió a Egipto en sus primogénitos, Porque para siempre es su misericordia. 11Al que sacó a Israel de en medio de ellos, Porque para siempre es su misericordia. 12Con mano fuerte, y brazo extendido, Porque para siempre es su misericordia. 13Al que dividió el Mar Rojo en partes, Porque para siempre es su misericordia; 14E hizo pasar a Israel por en medio de él, Porque para siempre es su misericordia; 15Y arrojó a Faraón y a su ejército en el Mar Rojo, Porque para siempre es su misericordia. 16Al que pastoreó a su pueblo por el desierto, Porque para siempre es su misericordia. 17Al que hirió a grandes reyes, Porque para siempre es su misericordia;  18Y mató a reyes poderosos, Porque para siempre es su misericordia; 19A Sehón rey amorreo, Porque para siempre es su misericordia; 20Y a Og rey de Basán, Porque para siempre es su misericordia; 21Y dio la tierra de ellos en heredad, Porque para siempre es su misericordia; 22En heredad a Israel su siervo, Porque para siempre es su misericordia. 23 El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros, Porque para siempre es su misericordia; 24Y nos rescató de nuestros enemigos, Porque para siempre es su misericordia. 25El que da alimento a todo ser viviente, Porque para siempre es su misericordia. 26Alabad al Dios de los cielos, Porque para siempre es su misericordia.

¿Cuáles son las primeras cosas que sueles hacer después de atravesar la adversidad? ¿Das gracias a Dios por haberte socorrido en la dificultad? ¿Sueles recordar con gratitud esas intervenciones bondadosas de Dios?

Interesantemente, los creyentes del pueblo de Israel no solamente celebraban con acciones de gracias cuando Dios los rescataba de algún problema, también solían alabarlo recordando sus actos redentivos del pasado.

El salmo 136 es un ejemplo de esto. A través de sus líneas el salmista plasma la gratitud que el pueblo expresa a Dios por sus intervenciones en la historia, como también en sus bendiciones presentes. ¿Cuáles fueron esos motivos de alabanza y gratitud que el pueblo expresó al Señor.

  1. La misericordia de Dios es para siempre.

El salmista está convencido que Yahweh es digno de merecer alabanzas de gratitud porque “Él es bueno” (v.1); él sabe que, entre todos los dioses de las naciones paganas, el Señor es el único Dios vivo y verdadero (v.2), es el único que ejerce un gobierno universal (v.3).

Esta bondad se ha expresado a su pueblo a través de su “misericordia”. Esta palabra  aparece 26 veces en el salmo y en el idioma original hace referencia al amor fiel o lealtad que Dios tiene para su pacto. Lo que celebra el salmista, entre otras cosas, es que cada intervención de Dios a favor de su pueblo es una expresión de su amor pactual, el cual no tiene fecha de caducidad, sino que es “para siempre”.

El autor de este salmo sabe acerca de la misericordia de Dios que dura para siempre, no solo por la historia de Israel, sino porque él y el pueblo la han experimentado en carne propia.  Por el v. 23 y 24 sabemos que ellos cantaron este salmo después de una severa crisis. La palabra “abatimiento” lo confirma e indica que, probablemente, esa situación fue el exilio en Babilonia como también las experiencias de abatimiento después del exilio. En ambos casos, Dios no se olvidó de ellos, Él los socorrió liberándolos de sus enemigos, debido a su fidelidad pactual.

En otras palabras, este pueblo reconoce que Dios ha mostrado su misericordia a las generaciones anteriores y que también se la ha mostrado a ellos; por eso entonaban su alabanza de gratitud y repetían “porque para siempre es su misericordia”.

2. El Señor es el creador del universo.

En su reconocimiento de la grandeza de Dios, el pueblo no solo le agradece por su fiel y constante amor, también le da gracias porque Él creó el universo como el escenario donde el Señor desplegaría la historia de su pacto de redención.

El salmista escribe que Dios es el “único que hace grandes maravillas” (v.4). Él es quien realiza acciones y obras extraordinarias las cuales muestran su gran poder. Una de ellas es precisamente la creación.

A diferencia de otras naciones que ofrecían gratitud a los astros del cielo, el pueblo fiel de Dios alaba al Señor que hizo los cielos, (v.5), la tierra (v.6), el sol, la luna y las estrellas (v.7-9). Ellos ven a la creación como motivo para entonar alabanzas de gratitud al Señor porque la creación representa el comienzo de la historia del reino de Dios, el cual administraría por medio de pactos.

3. El Señor es el redentor de su pueblo.

Una razón más por la que debemos ofrecer acciones de gracias a Dios es el hecho de que Él es el redentor de su pueblo.

Cuando los israelitas fueron oprimidos y esclavizados por los egipcios, el Señor extendió su mano poderosa para liberarlos. Envió plagas sobre los egipcios, siendo una de ellas la muerte de los primogénitos (v. 10), los sacó de Egipto (v.11), hizo que pasaran el Mar Rojo en seco (v.13), pero a la vez hizo que se ahogaran el Faraón y su ejército (v.15). A través de cada uno de estos actos, el Señor mostró su gran poder (v.12)

Pero esto no es todo. Dios no dejó a la deriva a su pueblo en el desierto. Él los pastoreó durante su camino a la tierra de Canaán (v.16) y les dio la victoria sobre sus enemigos que parecían invencibles (v.17-20), permitiéndoles de esta manera poseer la tierra prometida (v.22).

Estos eventos históricos redentivos eran sombras de lo que algún día Jesucristo haría por el pueblo escogido. Hoy nos gozamos en la redención que Cristo nos ha dado mediante su muerte y resurrección. Elevamos acciones de gracias porque en medio de la terrible situación espiritual en la que nos encontrábamos, Dios nos mostró su eterna misericordia liberándonos de la esclavitud y dándonos una vida de completa dicha.

Aquí está un motivo más por el cual hay que entonar alabanzas de gratitud a Yahweh. ¡Celebremos este glorioso acto! ¡Entonemos alabanzas de gratitud por esta gran redención!

4. El Señor es el sustentador de todo ser viviente.

Por último, los creyentes, dan gracias a Dios porque Él es quien “da alimento a todo ser viviente” (v.25). Las últimas palabras de esta oración son una referencia al sustento que Dios brinda, tanto a los animales como a los seres humanos. En este mismo orden de idea el salmo 104:27-28 dice:”27 Todos ellos esperan de ti que a su tiempo les des su alimento. 28 Tú les das, y ellos recogen; abres la mano, y se colman de bienes.”

El pueblo de Dios reconocía que, en la abundancia o escasez, cuando labraban la tierra y había buena cosecha o cuando no había cosecha, la mano generosa de Dios era la que les proveía de alimento diario, tanto a ellos como a los animales. Y ellos hicieron de esto un motivo más para expresar su gratitud a Dios.

Estoy seguro de que, como parte de la comunidad del pacto que eres, no te ha faltado el sustento diario, quizás nos has comido el platillo que más deseas, pero Dios no te ha dejo sin alimento.

Entonces, al recordar estos eventos como también las presentes bendiciones, no dejemos de entonar alabanzas de gratitud al Señor, “porque para siempre es su misericordia.”

  • Dialoguemos en grupo:

Antes de estudiar este salmo, ¿qué es lo primero que habías pensado hacer cuando esta pandemia acabara?

¿Crees que hay suficientes motivos para agradecer a Dios, incluso en la presente situación?

  • Oremos en familia:

Pidamos que el Espíritu Santo nos dé un corazón agradecido al Señor.

Supliquemos que Dios bendiga con sustento a las personas que se han quedado sin trabajo o que están en escases por el Coronavirus.

Licenciado en Sagrada Teología del Seminario Teológico Presbiteriano San Pablo de Merida, Yucatan y profesor del mismo desde el 2015 en las areas de Biblia y Teología. Pastor ordenado por la Iglesia Nacional Presbiteriana de Mexico desde el 2015 y autor del libro Post tenebras, lux: Recobrando la doctrina reformada.

Otros artículos

Teología Sistemática

¿Qué Significa Ser Reformado? Pte.2

El teólogo Philip Ryken escribió en cierta ocasión que el “calvinismo no es solamente un conjunto de doctrinas, sino toda una manera de vivir.”[1] Veamos, entonces, la forma en la que debería vivir un verdadero calvinista. Ortopraxis: La vida de un reformado Todo verdadero calvinista vive humillado ante su Dios,

Teología Sistemática

¿Qué Significa Ser Reformado? Pte.1

En la década de los 90’s, Laurence M. Vance escribió en su libro titulado, El otro lado del calvinismo, las siguientes palabras: “Nada amortiguará [debilitará] más una iglesia o sacará a un joven del ministerio que la adhesión al calvinismo. Nada fomentará más el orgullo y la indiferencia que lo