¡Santo, Santo, Santo!

Si existe un atributo de Dios en el que la escritura haga especial énfasis éste es Su santidad. La santidad de Dios, es como muchos saben, el único atributo que es elevado a su máxima potencia literaria en la escritura. Vemos esto en textos como Isaías 6:3 y Apocalipsis 4:8 donde se presentan seres angelicales, que en una actitud de total temor y reverencia hacia su creador, dan voces cantando Santo, santo, santo es el SEÑOR. Pero, ¿Qué es en realidad la Santidad de Dios? ¿Por qué es tan relevante para nuestras vidas?

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑