¿Cristianos de Verdad?

Hace unos días un amigo de Nicaragua me compartió por WhatsApp un versículo en 2 Timoteo 3:12 “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución“. Esta gran verdad me hizo preguntarme cuántos de nosotros experimentamos persecución como cristianos en un nivel u otro. No me refiero a que la policía... Leer más →

¡Mírenme, Soy lo Máximo!

Si alguien anduviera gritando por las calles “¡mírenme, soy lo máximo!”, o si entraras a una reunión entre amigos y alguno de ellos de pronto te dijera esas palabras, inmediatamente lo etiquetarían de engreído, fastidio, absurdo, pedante y tantas cosas más… en el mejor de los casos la gente lo evitaría y trataría de no... Leer más →

La Tarea del Predicador

Dios decidió, por alguna razón, que a través de la predicación de Su Palabra recibiéramos la fe que necesitamos para ser salvos. Pablo deja claro este punto en Romanos 10:13-15a, 17. Es evidente que predicar la Palabra tiene un papel principal en todo este asunto. Pero entonces, ¿Por qué en la iglesia de nuestros días predicar la Palabra de Dios es lo último que se hace?

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑