Una Verdadera Delicia Espiritual

La Disciplina del Ayuno

Dr. J. Alberto Paredes

¿Alguna vez has escuchado de alguien en tu iglesia o en tu familia mencionar que está ayunando? ¿Alguna vez has intentado tu ayunar? ¿Alguna vez lo has hecho?
Ayunar es una de las disciplinas espirituales más olvidadas en nuestros días, pero a la vez, de las más bellas y edificantes.

Algunas personas han enseñado que se puede ayunar de medios electrónicos, o de redes sociales, o de videojuegos o series. El propósito es llevar a los creyentes a apartar un tiempo que normalmente usaban en esas actividades para dedicar a su relación con Dios. Esto es muy bueno, y estoy seguro que la intención es piadosa. Sin embargo, esto no es el ayuno.

Bíblicamente, ayunar es abstenerse de comer con el propósito de fortalecer nuestra relación con Dios, como una expresión de duelo, o como aflicción por el arrepentimiento de algún pecado en particular. Pero, siempre, con el propósito de fortalecer nuestra relación con Él.

La Biblia describe tres tipos de ayuno:

  1. Normal: total abstinencia de comida, pero no de agua (Lc. 4:2).
  2. Total: no tomar alimentos ni bebidas por no más de tres días (Est. 4:16).
  3. Dieta restringida: Evitar alimentos específicos por períodos más largos de tiempo (Dn. 10:3).

Distracción vs Necesidad.

¿Por qué reservar un tiempo que normalmente usábamos en videojuegos, internet, o series, no es ayunar? Existe una diferencia fundamental, pero a la vez, importante y profunda, entre la naturaleza de estas cosas y la naturaleza del alimento.

Como dije anteriormente, querer separar un tiempo de nuestras actividades recreativas para relacionarnos con nuestro Señor es algo bueno. Sin embargo, es lo que deberíamos estar haciendo siempre. Ni los videojuegos, ni las redes sociales, ni el internet son actividades necesarias para nosotros, son actividades recreativas, son, en muchas ocasiones, distracciones.

Cuando dejamos eso de lado para relacionarnos con el Creador del Universo, nuestra declaración es: “…reconozco, Dios, que eres más importante que Netflix…” Y eso está bien. De nuevo, les animo a hacerlo. Pero repito: eso no es ayuno.

Existe una razón por la que el ayuno se relaciona con el alimento.

El ayuno es una declaración de que, si bien reconocemos que algo tan importante como el alimento es necesario para mantenernos vivos, entendemos aún más que el alimento espiritual es indispensable, así como Aquél de quien el alimento espiritual viene. Al mismo tiempo, al prescindir del alimento físico y llevar nuestras necesidades al Creador en oración, mientras buscamos Su voluntad a través de Su Palabra, estamos declarando que Él es Soberano, y que es Su Voluntad la que será siempre manifestada, aún cuando esta voluntad sea diferente a la nuestra (Sal.69).

Ahora, el ayuno no es mágico, no es el simple hecho de dejar de comer lo que fortalecerá nuestra relación con Dios. Siempre que vemos el ayuno Bíblico, se hace de forma genuina, invirtiendo el tiempo que se invertiría en comer, en la oración, el estudio y la meditación de la Palabra.

¿Deseas probar el delicioso sabor de una relación profunda con el Señor Soberano? Acostúmbrate a practicar la riquísima disciplina del ayuno, pues no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios.

 

*El ayuno debe ser practicado con seriedad y con cuidado. Si tienes alguna condición médica que consideres no te permita ayunar, habla con tu médico para pedir consejo al respecto, con el pastor de tu iglesia local, o bien, pregunta por medio de esta página.

Escrito por Dr. J. Alberto Paredes

Médico graduado de la Universidad Anáhuac Mayab. Director y Fundador de Enviados México. Estudiante de Maestrías en Divinidades y en Estudios Teológicos del Seminario Teológico Reformado de Charlotte, Carolina del Norte. Ha publicado entradas en otros ministerios como Dios es Santo; y artículos oficiales en el Christian Research Institute. Pasión creciente por la Palabra, y pasión por su país. Promoviendo la Reforma en México, Por Su Gracia...Para su Gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: